lunes, 30 de enero de 2012

Cosa rara con la música

El otro día estaba en el colectivo, y pasé por la Facultad de Medicina. Vi a través de la ventanilla un pequeño banco, un banco lleno de importancia, de historia para mi. Era como un centro importante para mi pasado.

Y de pronto, en mi mp3 suena el siguiente tema:



Tomaste el vaso aquel
aquél que no debes tomar
saliste a caminar
y decidiste irla a buscar
mil veces y una más
juraste no volverla a ver
la fiesta terminó
ya no podés tenerte en pie
esta noche es hora de que pienses en cambiar
el tiempo pasa pronto y todo tiene su final
pasa, pasa, pasa, pásame un vaso más
volvamos caminando pero elijamos el lugar
Noche de calor en la ciudad 

ella te dejó y todo sigue igual.
Mil veces y una más
juraste que ibas a crecer
y solo una vez más
creciste hasta morir sin ver
 

la fiesta terminó
no te pudiste controlar
mil golpes y uno más
la noche te volvió a pegar
esta noche es hora de que pienses en cambiar
el tiempo pasa pronto y todo tiene su final
 

pasa, pasa, pasa, pásame un vaso más
volvamos caminando pero elijamos el lugar
Noche de calor en la ciudad
ella te dejó y todo sigue igual.
quisieras volver el tiempo atrás
pero lo que vuelve es esta noche y nada más.
Esta noche es hora de que pienses en cambiar
el tiempo pasa pronto y todo tiene su final
pasa, pasa, pasa, pásame un vaso más
volvamos caminando pero elijamos el lugar

 Y tuve que sonreir, y limpiarme las lágrimas.

Puta madre, qué hermoso cuando la música dice lo que vos pensás, y no podés expresar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada